top of page
Search
  • pignaciavaldes

Resumen del libro: Piense y hágase rico / Capítulo I - Introducción

HISTORIA I - Edwin Barnes


Había una vez un hombre, como cualquier otro, que tenía un deseo: Ser socio de un inventor llamado Thomas Edison.

Su nombre era Edwin Barnes, no tenía dinero ni mucha educación y nunca había visto a Thomas pero eso no le impidió seguir soñando.

Un día decidió arriesgarse e ir a verlo a su laboratorio, así que vio un tren de mercancía, se subió y viajó por varias horas hasta llegar.

Buscó a Thomas y le dijo: Vengo a hacer negocios contigo.

Edison pensó que Barnes parecía un vagabundo, pero algo más allá de su aspecto, algo intuitivo que Thomas pudo percibir, le decía que Edwin estaba muy decidido a cumplir su sueño, así que le dio la oportunidad de trabajar en su laboratorio.


Edwin trabajó mucho tiempo para Edison, pero no como socio si no en tareas poco importantes y por un salario muy bajo. Eso no le importó ya que en su interior seguía creciendo el deseo de SER SOCIO DE THOMAS EDISON.


Un día el inventor creó una nueva máquina pero nadie quería venderla porque parecía muy difícil. Edwin se enteró de esto y supo enseguida que él podría vender muchas de ellas y que esa era su oportunidad de ser socio de Thomas.


Barnes vendió una máquina, luego dos y después había vendido cientos de ellas. Con su éxito logró ser socio de Edison y ganar mucho dinero.


Cita textual del libro: "la gran virtud que adquirió en forma de conocimiento definitivo de que un impulso intangible del pensamiento puede convertirse en su homólogo material con la aplicación de principios conocidos" pág.30

HISTORIA II - Darby


Esta es la historia de un hombre joven llamado Darby. Un día cualquiera su tío le dijo que había encontrado oro y necesitaba comprar una máquina especial para poder extraerlo. Darby decidió trabajar con él y pidió dinero prestado a sus familiares y amigos.


Extrajeron el mineral y lo enviaron a fundir ¡habían encontrado una de las minas más grandes de oro!


Sigieron cavando y cavando pero el oro parecía haber desaparecido. Cavaron un poco más pero nada, después de varios intentos decidieron rendirse y vender la máquina a un comprador de chatarra.


Este comprador era muy inteligente y como no sabía mucho de minas contrató a un ingeniero para saber donde tenía que excavar. El ingeniero, luego de varios estudios, le informó que el oro estaba a solo un metro del lugar donde habían estado buscando Darby y su tío. El chatarrero encontró mucho oro porque tuvo la inteligencia para pedir ayuda a un experto antes de rendirse.


Cita textual del libro: "Más de los quinientos hombres más exitosos de ha conocido jamás Estados Unidos me confesaron que su mayor triunfo supuso únicamente un paso más a partir del punto en el que los había alcanzado la derrota."


6 views0 comments

Comments


bottom of page